Por crisis de seguridad, Paso de la Reyna instala campamento comunitario en su entrada

Por
Download PDF

 

 

DDHPO.Paso2_

La falta de una respuesta oportuna y los nulos avances en el asesinato del defensor comunitario Fidel Heras Cruz, provocaron que el riesgo se incrementara para la comunidad, las autoridades comunitarias solicitaron reiteradamente la presencia de un destacamento permanente de la Policía Estatal y de recorridos constantes por parte de la Guardia Nacional, ante la falta de respuesta se provocó el asesinato de 3 ciudadanos el 15 de marzo. Cuando nadie pensaba que se podía poner peor, se perpetra el quinto asesinato del ejidatario Jaime Jiménez Ruiz el 28 de marzo.

Cinco familias vivieron en menos de 3 meses, momentos de horror, de temor, de incredulidad, una comunidad de más de 500 habitantes había perdido a 5 ciudadanos, activos en sus derechos y organizados en la comunidad y en la organización regional denominada Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde. Ninguno, ninguna alcanzaba a comprender como después del mes de diciembre donde se realizó la fiesta patronal en un ambiente festivo, se viviera uno de los peores años que se recuerden en Paso de la Reyna y los alrededores, la calle del panteón se convirtió en testigo de los funerales. Ante todo, la ausencia del gobierno estatal y federal ha sido abrumadora, el silencio ha sido cómplice de los poderes fácticos que controlan la región de la Costa.

Sin embargo y en medio del dolor, de la incertidumbre la comunidad decidió reconstituir su vida en comunidad, recordó que solamente su acción organizada ha sido la respuesta ante situaciones de peligro, de esta manera, aún en medio de los acostumbrados rituales de nueve y cuarenta días, se convocó a una asamblea donde se analizó la situación y se lanzaron propuestas para la protección de las y los habitantes de la comunidad. De esta manera en el ejercicio del derecho a su autonomía y con la certeza de que era la vía más segura, se aprobó la reinstalación del campamento comunitario en el paraje “El Zanate”, ubicado en la entrada del ejido. Siendo formales como son todavía muchos pueblos notificaron esta decisión a las instancias estatales y federales respectivas.

El campamento servirá para controlar la entrada y salida de vehículos y personas ajenas a la comunidad y se contará con la participación de las y los ciudadanos organizados y de la policía comunitaria, bajo la coordinación de sus autoridades administrativas y agrarias. A la fecha no hay respuesta de ninguna instancia, el silencio prevalece, ese silencio que literalmente resguardan a 5 muertos de Paso de la Reyna.

En Oaxaca, la crisis de seguridad, parece agudizarse, no se sabe si por ineficacia o con toda la intención de instalar conflictos que favorezcan a grupos en el poder y actores fácticos en estos tiempos electorales, donde parece importar más la frivolidad y el vacío de propuestas que realmente importen a la gente.

Contexto: En Paso de la Reyna, símbolo de la lucha contra megaproyectos, temen otro ataque violento

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos

Establecen lazos de solidaridad México y Panamá en las luchas contra proyectos hidroeléctricos La Madre de Nuestras Aguas. ¿que pasara con nuestro rio? ¿Cómo terminar una comunidad de 140 años en 15 días? Presa Paso de la Reina ¿Desarrollo para Quien? 43 comunidades en riesgo por la presa hidroeléctrica Paso de la Reina