REDECOM: Continúa la vulnerabilidad y violencia contra defensoras y defensores comunitarios en Oaxaca

Por
Download PDF

73128870_10211597590214924_7993480612314873856_n

 

Los pueblos, las comunidades y organizaciones que conformamos la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM), nos reconocemos como herederas y herederos de culturas milenarias y de la historia de nuestras y nuestros antepasados. Desde nuestra historia de resistencia, existimos en la sabiduría y fortaleza de nuestras ancestras y ancestros, así como en la relación que tenemos con nuestra madre tierra.

Desde nuestros territorios constatamos que los índices de tensión y violencia se agudizan en cualquier escenario en donde se pretende llevar a cabo una dinámica intervencionista de minería, proyectos eólicos, hidroeléctricos, gaseoductos, etc. Desde la palabra del río, del viento, decimos que la instrumentalización de la violencia, que va desde amenazas, ataques, persecución, asesinatos y desapariciones forzadas de las personas defensoras del territorio y la naturaleza, son parte de la imposición de estos proyectos de desarrollo dentro de nuestros territorios comunitarios organizados. El despojo que pretende el gobierno federal y las empresas, traen consigo una cultura de muerte: nos confina a más empobrecimiento, a la aniquilación de nuestros lugares sagrados y en consecuencia a la pérdida de nuestra identidad. Quienes están especulando en este modelo de “desarrollo” están pensando en aniquilar la vida de nuestros pueblos y devastar formas de vida comunitaria.

Las alternativas que se construyen desde nuestras comunidades dan constancia que la defensa de los territorios es un proceso que se nutre desde la colectividad y la lucha por nuestros derechos, pero también por la cultura, la lengua, el tequio, la asamblea; en contraposición al discurso desarrollista de las instituciones gubernamentales, que menosprecian nuestras prácticas y modos de relación y de producción comunitaria en nuestros territorios. Estas alternativas abarcan diversos ámbitos de nuestras comunidades, desde la economía solidaria, las formas de organización política interna, las relaciones de reciprocidad que se tejen en nuestros territorios, y las capacidades de desarrollo desde nuestros propios procesos organizativos comunitarios.

Las y los defensores comunitarios, además de defender los derechos, los territorios, el agua, defendemos la vida de nuestras comunidades desde nuestras prácticas comunes. La pesca, la medicina tradicional, la apicultura, la agricultura, las hortalizas como sistema de producción familiar para la autosuficiencia alimentaria, son otras formas de relacionarnos con nuestros territorios y de producir nuestros alimentos sanamente. Lo anterior, resignifica la organización comunitaria, la defensa y protección de los territorios, además de ser quehaceres fundamentales de los defensores y defensoras comunitarios.

Como defensoras y defensores, protegemos la raíz que desde nuestras y nuestros antepasados nos nutre física y espiritualmente y alimenta nuestra cosmovisión. Es por esta labor, y en el contexto de incremento de la violencia, que los y las defensoras nos encontramos en una mayor vulnerabilidad, ya que nuestro esfuerzo por nutrir, guiar y organizar la resistencia comunitaria de nuestros territorios implica, hostigamiento, acoso y persecución dentro de nuestros territorios y más allá de nuestras comunidades.

En el contexto del asesinato del compañero y defensor del territorio, el agua y la vida, Fidel Heras Cruz, nos queda claro que el ataque es contra todo intento de organización y de decisión por parte de la comunidad de Paso de la Reyna sobre su territorio y particularmente contra quienes han formado parte del proceso de defensa del Río Verde.

Por lo que, como Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca, expresamos nuestra indignación por el cobarde asesinato de nuestro compañero Fidel Heras Cruz, por lo que exigimos:

  1. Justicia para el compañero defensor comunitario Fidel Heras Cruz.

  2. Se garantice la seguridad colectiva para la comunidad de Paso de la Reyna.

  3. Garantías colectivas para las personas defensoras de los territorios y de la vida.

  4. La cancelación definitiva del proyecto hidroeléctrico Paso de la Reina y del proyecto hidroeléctrico Río Verde.

  5. Justicia para el compañero Bernardo Vásquez Sánchez, líder de la Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO) a nueve años de su asesinato impune.

Condenamos la actitud del ESTADO en todas sus expresiones, desde las agresiones hasta la persecución y la violencia que sufrimos las y los defensores comunitarios que defendemos nuestros territorios.

25 de marzo de 2021, Oaxaca, México.

Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca-REDECOM.

¡Territorios libres de proyectos extractivos!

#RíosLibres

#JusticiaParaFidel

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Videos

Establecen lazos de solidaridad México y Panamá en las luchas contra proyectos hidroeléctricos La Madre de Nuestras Aguas. ¿que pasara con nuestro rio? ¿Cómo terminar una comunidad de 140 años en 15 días? Presa Paso de la Reina ¿Desarrollo para Quien? 43 comunidades en riesgo por la presa hidroeléctrica Paso de la Reina