Campaña Oaxaqueña de Defensores y Defensoras Comunitarias. Ejerciendo nuestros derechos, tejemos dignidad.

Por
Download PDF

CartelEn los últimos años en México se ha tenido la presencia de proyectos extractivistas que buscan la explotación y el despojo de los bienes naturales comunes y minerales, particularmente en pueblos y comunidades indígenas de Oaxaca, vulnerando el derecho de los pueblos y personas que habitan el territorio a decidir si están o no de acuerdo con la instalación de proyectos de desarrollo e infraestructura en sus regiones.

Este escenario ha generado rupturas en el tejido social comunitario, fragmentando a las familias, situación que se ha agravado en algunas regiones de Oaxaca, que han costado la vida de quienes defienden el territorio; vulnerando derechos como personas y como pueblos y comunidades indígenas.

Las personas que defienden la vida y el territorio se encuentran en un doble riesgo, ya que al ser defensores o defensoras comunitarias son considerados como enemigos de la “modernidad y desarrollo” que gobierno y empresas imponen. Por lo tanto, no tienen el respaldo de autoridades y mucho menos del Estado, que en algunas ocasiones es omiso a esas situaciones. Aquí la deuda del Estado queda evidenciada, por ello se busca que se garantice la protección de los derechos de las personas defensoras por parte del Estado Mexicano.

Desde el año 2012 surge la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca, integrada por comunidades y organizaciones de la Costa, Mixteca, Valles Centrales, Sierra Norte, Sierra Sur e Istmo de Tehuantepec con el objetivo de visibilizar el trabajo de defensa y exigencia de respeto de los derechos humanos, así como el intercambio de experiencias en torno a la defensa de la vida y el territorio, así mismo la creación de mecanismos que permitan tener medidas de protección frente a las agresiones de las cuales son objeto.

Por ello a través de la Campaña Oaxaqueña “Defensores y Defensoras Comunitarias: Ejerciendo Nuestros Derechos, Tejemos Dignidad” se pretende visibilizar el trabajo que se realiza en temas de derechos humanos y la defensa del territorio, así como la labor de ser defensora y defensor comunitario.

La campaña estatal impulsada desde la Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca y la organización Servicios para una Educación Alternativa A.C busca dar a conocer lo que implica ser un defensor o defensora comunitaria, así como el trabajo que distintos defensores y defensoras comunitarias realizan en sus comunidades de origen. Al mismo tiempo se pretende posicionar ante instancias de Derechos Humanos y ciudadanía en general, el trabajo que se realiza desde las diferentes regiones para la defensa de los derechos humanos, la vida y el territorio.

La campaña comprende varias acciones por distintos canales de comunicación, por la radio estarán difundiéndose cápsulas radiofónicas donde se aborda ¿qué implica ser un defensor o defensora?; ¿cómo se defienden?; ¿por qué se es defensor o defensora?. En distintas plataformas en redes sociales se difundirán carteles, infografías y artículos sobre historias de vida de las personas defensoras en el nuevo escenario oaxaqueño.

Con la campaña que inicia el 4 de julio del presente año, se persigue el fortalecimiento de la identidad del quehacer de los defensores y defensoras comunitarias, así como la exigencia al Estado para que salvaguarde y respete los derechos de las personas defensoras de derechos humanos.

Oaxaca, 3 de julio de 2017.

Red de Defensoras y Defensores Comunitarios de los Pueblos de Oaxaca (REDECOM).

Servicios para una Educación Alternativa A.C (EDUCA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El COPUDEVER invita:

Videos

Establecen lazos de solidaridad México y Panamá en las luchas contra proyectos hidroeléctricos La Madre de Nuestras Aguas. ¿que pasara con nuestro rio? ¿Cómo terminar una comunidad de 140 años en 15 días? Presa Paso de la Reina ¿Desarrollo para Quien? 43 comunidades en riesgo por la presa hidroeléctrica Paso de la Reina